lunes, 12 de noviembre de 2012

Desde Rusia con amor (From Russia with love)

   Recuerdo haber visto "Desde Rusia con amor" en la TV cuando tenía trece o catorce años, y desde entonces la recordaré como la "peli de James Bond del aljibe y la pelea con los gitanos" Y es que todas las películas de la saga Bond tienen un elemento que las caracteriza y las distingue del resto. Así por ejemplo está la de Grace Jones, la del enano que se parece a Felipe González, la de los cocodrilos, la de la nave espacial...
   Pero personalmente creo que "Desde Rusia con amor" es la primera película en la que vemos a James Bond tal y como debió ser. Y me explico: como dije en la entrada dedicada a "Agente 007 contra el Dr. No", esa primera película mostraba un James Bond en bruto, sin pulir. En "Desde Rusia con amor" James Bond ya ha sufrido una transformación en modales, movimientos e historia con transcendencia. En primer lugar porque hay una escena inicial (aunque bastante corta); la peli tiene canción y títulos de crédito sugerentes, de aquellos que caracterizarán a la saga, al reflejarse los nombres en cuerpos de mujeres mientras suena la melodía instrumental del tema principal; aparece por primera vez Desmond Llewelyn en el papel de Q, que no abandonará hasta "El mundo nunca es suficiente", mostrando los primeros gadgets; aparece por primera vez el malvado líder de SPECTRA acariciando al gato y nombrando a sus secuaces mediante números; etc.
   "Desde Rusia con amor" cuenta cómo James Bond llega a Estambul para intentar hacerse con una máquina descifradora de los mensajes de la Unión Soviética, en una trampa iniciada por la organización criminal SPECTRA que quiere hacerse con la misma máquina y al mismo tiempo asesinar a Bond.
   Hay una de las melodías más reconocibles de toda la saga en las secuencias de acción. Se llama "007", y se repetirá a lo largo de la saga en alguna película más. Y en los títulos finales aparecerá "From Russia with love", el tema principal de la película interpretado por Matt Monro, un tipo con voz apastelada por el que se decantaron los productores de la película tras recibir la negativa de Frank Sinatra a cantar el tema.
   Y como no quiero aburrir, continuaremos en breve con "Goldfinger"...

No hay comentarios:

Publicar un comentario