martes, 11 de diciembre de 2012

El irlandés (The guard)


   Brendan Gleeson es muy grande. Y no lo digo por físico, que también. Es un actor como la copa de un pino. Lo mismo te interpreta un papel secundario al que le saca al personaje todo el jugo posible (“Green Zone”, “El invitado”, “El enigma del cuervo”, las últimas de Harry Potter…) como se saca a de la manga a un protagonista y lo borda (“Escondidos en Brujas”, que a mí me pareció un rollazo de peli, por cierto)
   “El irlandés” es una comedia ácida y negra, con toques de acción, donde Brendan Gleeson es protagonista absoluto de la historia: bebedor, drogadicto, asiduo a la compañía de prostitutas, insolente con los superiores y subordinados, sin escrúpulos de ningún tipo,… ¿os suena? Una versión de Torrente al que le han quitado lo escatológico y la roña y le han añadido sentido común y un sexto sentido para interpretar lo que ocurre en cada momento, no sin que por ello lo tenga que pasar mal, al contrario: toda situación es para él objeto de comedia tenga a quien tenga delante: su superior (con muy pocas luces), sus subordinados (a los que vacila todo lo que quiere) e incluso a un agente de color del FBI (Don Cheadle) que ha llegado a un pueblecito de la costa irlandesa en busca de un alijo de cocaína que un grupo de traficantes pretenden distribuir por Dublín y alrededores. Pero no son narcotraficantes al uso: hablan de filosofía, de Bertrand Russell, aunque no sepan qué significa...
   A pesar de mostrarse desagradable, borde, inoportuno y de tener otro tipo de cualidades para nada atractivas, el Sargento Boyle (Gleeson) nos gusta, porque en el fondo es un tipo con buen corazón que en el fondo no hace más que ayudar a los demás (aunque a su manera, directa y muchas veces impertinente) y que pretende lo mejor para los que le rodean y para él mismo.
   “El irlandés” es una película valiente: se atreve a hacer humor con temas muy serios (IRA, drogas, racismo, homofobia) sin necesidad de caer en la ruindad, enseñándonos que la primera regla del humor es saber reírse de uno mismo para poder hacer chistes con cualquier cosa sin que pueda resultar ofensivo.
   Una peli totalmente recomendable, aunque a momentos pueda resultar un poco lenta, distinta al tipo de comedias policíacas a las que nos tienen acostumbrados desde Hollywood.
    PD: Las entrevistas están en inglés sin subtitular...no ha tenido demasiada promoción aquí...

2 comentarios:

  1. Yo la vi en el cine y me gustó bastante. Como bien dices el mejor humor es saber reirse de uno mismo y eso lo hace muy bien. Bastante recomendable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre recomiendo que además del cien comercial y taquillero (que a mi me gusta) hay que ver otro cine. Y "El irlandés" es un ejemplo claro de ese otro cine. Gracias por tu comentario!!!

      Eliminar

Dunkerque (Dunkirk)

Os va a sonar raro, pero Dunquerke no es una película bélica. Según palabras del propio Christopher Nolan , Dunkerque es un thriller ...