lunes, 10 de diciembre de 2012

El legado de Bourne


   Ante la falta de ideas para mostrar algo nuevo, en Hollywood se las arreglan para que, rascando un poquito la historia de Jason Bourne, encontrar algo con lo que enganchar al personal con una nueva entrega de la saga sin Matt Damon. Y lo consiguen, porque la peli es entretenida y tiene buenas escenas de acción, pero también es cierto que se queda un escalón por debajo de la peor de las tres pelis protagonizadas por Damon (para mi gusto, “El mito de Bourne”) 
   “El legado de Bourne” se desarrolla de manera coetánea a "El ultimatum de Bourne", con la excusa de eliminar todos los programas de la CIA que pueden verse afectados por las investigaciones extraoficiales que está llevando a cabo Jason Bourne, la agencia encarga a un grupo de expertos que todas las operaciones en las que se ven envueltas los superagentes creados para hacer posibles las misiones más difíciles sean eliminadas (todas curiosamente todas buscan el tópico Coubertiano olímpico citius altius fortius). Y una de ellas afecta al protagonista sustituto, Aaron Cross (Jeremy Renner), que hará lo imposible por mantener su status, con la ayuda de la doctora Marta Shearing (Rachel Weisz)
   Renner no tiene el carisma de Damon, pero dicha ausencia la suple con un gran derroche físico y unas buenas coreografías en las luchas y persecuciones, que le han llevado a coprotagonizar otros taquillazos, como la cuarta entrega de “Misión Imposible” o “Los vengadores”, y en breve le veremos en otra de las pelis de temporada postnavideña, tan originales que todas copian cuentos clásicos ante (repito) la ausencia de ideas interesantes que supongan mega éxitos en taquilla. Así que le veremos en "Hansel & Gretel: Cazadores de brujasy en la segunda parte de “Los vengadores”.
   Pero es una peli entretenida que se deja ver con el piloto automático, a excepción de los momentos en los que los gerifaltes de la CIA, encabezados por el Eric Byer (Edward Norton), empiezan a hablar de programas, operaciones y demás conceptos militares, en los que hay que estar muy concentrados, porque si no te perderás…aunque tampoco pasa nada, sabes que al final todo se limita a una simple persecución, aunque bien contada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario