miércoles, 9 de enero de 2013

Pelis en Navidad (IV): El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey (The Lord of the Rings: The Return of the King)

   Andy Serkis merecía aparecer en la saga de "El Señor de los Anillos", después del sensacional trabajo que había realizado dando vida a Gollum. Y que mejor manera de aparecer que enseñándonos como Smeagol se hizo con el anillo único y como le consumió durante quinientos años. es la escena inicial de la película, y a continuación vemos como Frodo poco a poco se va consumiendo debido al peso del anillo, pero tras salir de Osgiliath con la venia da Faramir, él, Sam y Gollum han de seguir el camino a Mordor. Y yo me pregunto: ¿no había otra manera de mostrar el poder del anillo que hacer que Frodo tuviese cara de tener retortijones cada dos por tres?
   Es la más épica de las tres películas porque supone el desenlace final, el todo por el todo en la historia de los hombres. Ya os comenté que "Las dos torres" es la peli favorita de la trilogía, pero "El Retorno del Rey" no tiene nada que la haga inferior, sólo lo digo por sensaciones. Y hay escenas que me parecen esenciales por lo bien que reflejan las distintas situaciones que aparecen en la novela. Una de esas escenas es el momento en el que Pippin decide hacerse con el Palantir; está pautada con tal sencillez que no parece que sea una de las secuencias esenciales de la historia. La otra escena es la llegada de Elrond con Andúril, la espada forjada con los restos de Narsil, y que supone el nacimiento de un nuevo Rey para Gondor.
   Pero hay una escena que creo se queda corta debido a la duración de la película. Es la escena en la que Aragorn, Légolas y Gimli se adentran en la montaña en busca del ejército de los muertos (en el libro se le llama El Sendero de los Muertos). Es una de mis escenas favoritas en el libro.
   Y llega el momento de la arenga por parte del Rey Theoden a sus Rohirrim y la espectacular batalla final: las catapultas, el ariete, los Olifantes, los Nazgul. Quizá la más épica batalla llevada al cine en toda la historia (sin tener en cuenta lo de "Salvar al soldado Ryan", que está fuera de concurso)
   Mientras Frodo se adentra en la guarida de Ella-Laraña, en otra de las escenas que para mi gusto se quedan cortas, pero claro, si no se recorta de aquí y de allí las versiones extendidas acabarían durando doce horas...
   Para terminar, la última batalla del ejército de los hombres ante las puertas negras de Mordor para dar tiempo a Frodo para que culmine con la destrucción del anillo, y su lucha final con Gollum, con el ulterior rescate por parte de Gandalf y sus águilas gigantes.
   Para recortar la duración de la peli, Peter Jackson se saltó a la torera el retorno a casa de cada uno de los protagonistas existente en los libros, dejándonos un final edulcorado y con cierto aire melancólico. Puede ser este el motivo por el que no llega a alcanzar, y repito, es una opinión muy personal, a "Las dos torres"
   Ahora a sacar un rato para ir a ver "El Hobbit"...
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario