jueves, 7 de febrero de 2013

Mátalos suavemente (Killing Them Softly)


   Desde Hollywood nos engañan como quieren. Pero lo peor es que seguimos picando. Solo es necesario dar un poquito de bombo a una peli antes de que la estrenen y tener a una estrella en el proyecto y ya lo tienen todo hecho: la publicidad viene rodada, y para darle mayor empaque al asunto filtran un par de fotos del rodaje, donde se ve a la susodicha estrella caracterizado y a esperar a que la bola vaya creciendo sola. Después se hace un trailer donde el único protagonista es la megaestrella, donde dice los mejores diálogos de la historia y ya está: media humanidad con una idea preconcebida, pensando que la peli será buena y con ganas de verla.
   Pues nos la han vuelto a colar con "Mátalos suavemente", con Brad Pitt como protagonista absoluto, peinado hacia atrás y con gafas de sol, y con esa barbita de tres o cuatro días que a él le hace tan atractivo pero que a los demás nos hace ser unos guarros. Ves el trailer y piensa que la historia pinta bien, pero resulta ser un bodrio infumable del que sólo se salvan los primeros y los últimos cinco minutos, quedando lo que ocurre entre medias difuminado en una historia aburrida, ideal para ser acunado por los brazos de Morfeo mientras a los perdedores que protagonizan la peli ya sabes lo que les va a pasar: van a acabar mal.
   Y luego está la moda/manía actual: esa de hacer las escenas de acción y los disparos a cámara superlenta para observar mejor los estragos que causa un balazo en un cristal, en coche o en el cuerpo humano. La primera vez hace gracieta por lo espectacular, pero claro, si todas las pelis lo hacen se acaban convirtiendo en el menú de cualquier restaurante de polígono: efectivo, pero que no sale del cocido los miércoles y paella los jueves.
   ¿Y qué nos cuenta este truño? La historia de dos buscavidas que son convencidos para atracar una timba de póker, sin saber que el plan que han urdido será investigado por aquél que ha sufrido el atraco, que ha contratado a un equipo de matones para que elimine al atracador.
   En definitiva, a la altura de cualquier película de Antena 3 de los fines de semana después de comer, para ver los cinco primeros minutos, dormir una siestecita de hora y media, despertar y ver la moraleja final.

1 comentario:

  1. Andrew Dominik nos ofrece en 'Mátalos suavemente' un thriller intenso, con ritmo, repleto de escenas vibrantes y diálogos frescos, con humor y drama, una película de factura clásica pero que debe gran parte de sus hallazgos a contemporáneos como Tarantino o Michael Mann. La escena entre Brad Pitt y Tony Soprano, James Gandolfini, es soberbia. No es una obra maestra pero defraudará a pocos. Un saludo!!!

    ResponderEliminar

Dunkerque (Dunkirk)

Os va a sonar raro, pero Dunquerke no es una película bélica. Según palabras del propio Christopher Nolan , Dunkerque es un thriller ...