domingo, 14 de abril de 2013

Slumdog Millionaire

 
   Seguimos con las películas ganadoras de Oscar que por una u otra razón se habían quedado en el tintero. Le ha tocado el turno a "Slumdog Millionaire", y verla ha supuesto un soplo de aire fresco en la mente.
   ¿Cómo es posible que después de ver miseria, dolor, traición y muerte una peli hace que te sientas un poquito mejor? La respuesta es que consigue transmitir esperanza. Esperanza en las personas, en la gente y en general en todos los aspectos de la vida que nos rodean. Esperanza en que todo lo que nos sucede ocurre por algún motivo, porque de todo aprendemos si somos lo suficientemente inteligentes para asimilar cada una de las situaciones en las que nos encontramos y aprendemos de una vez que el famoso "tropezar dos veces con la misma piedra"  no es cierto: la segunda vez en la que nos encontremos con la famosa piedra tenemos que ser capaces de recordar y asimilar lo ocurrido en nuestro primer encuentro.
   No hacen falta actores conocidos (al menos por estas latitudes) para sacar la película adelante: entusiasmo y sobre todo aire fresco son suficientes para mantenerte dos horas sentado frente a la pantalla sin apenas pestañear, al mismo tiempo que conoces, aunque sea de manera muy muy superficial, una cultura totalmente distinta a la que vives.
   Y luego, cuando acaba, te regalan un número musical alucinante como guinda a un pastel perfecto, de esos que por mucho que comas no empachan y te dejan la barriga y el corazón contentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dunkerque (Dunkirk)

Os va a sonar raro, pero Dunquerke no es una película bélica. Según palabras del propio Christopher Nolan , Dunkerque es un thriller ...