lunes, 27 de mayo de 2013

En la casa (Dans la maison)

 
   No sé que me está pasando, pero algo no anda bien. Tras ver "En la casa" y buscar el cartel para acompañar a estas líneas, he leído la crítica que hizo hace unos meses Carlos Boyero sobre la película. Y he aquí el motivo de mi preocupación: coincido plenamente con él por primera vez desde que tengo uso de conciencia (que tampoco es hace mucho, no os vayáis a pensar). Me estaré haciendo mayor.
   "En la casa" es una película inquietante desde prácticamente su comienzo: un profesor de instituto, escritor fracasado, hastiado de su trabajo y de su vida en general encuentra en uno de sus pupilos lo que cree un diamante en bruto tras leer una de sus redacciones. Entre toda la bazofia del resto de alumnos, la redacción del chaval le abre el apetito voyeur que todos tenemos dentro, y anima al muchacho a seguir escribiendo sobre el tema elegido: la casa y la vida familiar de uno de sus compañeros de clase.
   No acabo de tener claro en qué género  encajar "En la casa": drama, porque la historia de los dos protagonistas no hay otra manera de definirla; suspense, porque la trama te tiene en vilo constantemente; y comedia, porque toda la historia está envuelta en un halo cómico que disimula el amargor de lo que realmente refleja, y que no hace más que perfilar una ligera mueca de sonrisa en los labios del espectador durante toda la película.
   En definitiva, una peli misteriosa y brillante. No os la perdáis.

viernes, 24 de mayo de 2013

El gran Gatsby (The Great Gatsby)


   Desde que vi "Moulin Rouge", espero con impaciencia cada una de las nuevas películas de Baz Luhrmann. Jamás una película me había impactado tanto visual y musicalmente, y la admiración por el Sr. Luhrmann creció tras ver su versión de "Romeo y Julieta". Puede que después de ver "Australia" me sintiera un poco decepcionado, no por la película, que es bastante entretenida, sino porque visualmente no es tan espectacular como las anteriores. Y de buenas a primeras leo hace meses que el Sr. Luhrmann prepara una versión de todo un clásico de la literatura americana, "El gran Gatsby". Un tío que arriesga -pensé- porque seguro no va a mostrar el lado clásico de la obra, sino que se la llevará a su terreno y aportará su visión particular, para que llegue la crítica purista y le den de leches hasta en el cielo de la boca, porque seguro que van convencidos al pase de prensa de que no les gustará la película por haberla dirigido quien lo ha hecho, y mientras entran a la sala se van frotando las manos con una media sonrisa maliciosa que denotará las maldades que ya tienen medio escritas para la revista/diario de turno.
    "El gran Gatsby" (libro) es una obra densa, aunque pueda definirse como un relato corto editado como novela, en la que del amor y la esperanza son alcanzados por el camino de la ambición. Pero todo es una ilusión presente en todo momento, como una luz el el horizonte que no puedes dejar de ver pero que sabes que nunca alcanzarás. Y al mismo tiempo nos hace ver desde dentro la decrepitud de la clase burguesa frente a las clases sociales más bajas, que al menos no viven de la apariencia.
    "El gran Gatsby" (peli) retrata el modo burgués de vida a través de impacto visual al que nos tiene acostumbrado Luhrmann: un espectáculo de luz, color y música rematado por fuegos artificiales. Pero la luz del faro está allí siempre, presente, como anclándote a la realidad entre la deriva de la sociedad que vive en el exceso.
   La peli no funcionaría sin DiCaprio: consigue impregnar a Jay Gatsby de un magnetismo enigmático, haciendo que todo gire a su alrededor y al ritmo que marca aún sin estar presente; Tobey Maguire me sorprendió gratamente, aunque en ocasiones me recordara a aquel chaval pánfilo que una vez se convirtiera en Spiderman; y Carey Mulligan parece un espectro flotando por la pantalla, en su mundo ideal, con una mirada angelical que enamora y que poco a poco va asentándose y poniendo los pies en el suelo.
   En definitiva, una buena película que no gustará a todos porque puede parecer en algunos momentos visualmente excesiva. Por cierto, recomiendo verla en 3D, no ya por los efectos especiales, que también: el 3D en una simple conversación ente dos personajes en un bosque da una profundidad que hace que te incrustes en la escena como si estuvieses espiando a los protagonistas. 

domingo, 19 de mayo de 2013

Scary Movie 5

 
   Aún recuerdo la primera vez que vi "Top Secret". Y me acuerdo porque me lo pasé pipa con tanta chorrada surrealista protagonizada por un jovencísimo Val Kilmer, que parodiaba las pelis de espías de la II Guerra Mundial. Años antes nació el género con "Aterriza como puedas", otro clásico desternillante quizás adelantado a su tiempo, pero que supuso el origen de todo una manera de hacer comedia.
   Jim Abrahams, David Zucker, Jerry Zucker fueron los precursores de este tipo de películas basadas en pelis con éxito comercial y llevadas al extremo del absurdo. Años más tarde aparecieron nuevas sagas: llegaron "Agárralo como puedas", parodiando las pelis policíacas y convirtiendo a Leslie Nielsen en el rey de lo absurdo en el cine, mientras Charlie Sheen parodiaba a las películas de Rambo y se mofaba de Sadam Hussein en "Hot Shots".
   Y llegó el boom del cine de terror japonés y sus consabidas adaptaciones hollywoodienses, y allí estaban los que aprovecharon y empezaron a mezclar pelis de terror como "Scream", "Se lo que hicisteis el último verano" y alguna otra más y empezaron la saga "Scary Movie". Y mira donde han llegado: cinco entregas, en las que la gracia ha ido perdiendo su lugar para ser ocupado por lo escatológico y el humor fácil del porrazo.
   Hasta nosotros hemos caído en la trampa y tenemos nuestra peli del estilo: "Spanish movie", batiburrillo de versiones de los éxitos del cine español de los últimos años, no necesariamente de terror, que más que una película supone una serie de sketchs con un hilo argumental común, en la que hasta Leslie Nielsen tuvo su aparición...
   Pero esta "Scary Movie V" ya es demasiado: con Charlie Sheen y Lindsay Lohan como reclamo, aunque aparezcan menos de cinco minutos, es una sucesión de tontás que al final, de lo malas que son te hacen reír. Sólo os digo que en el preestreno la sala estaba medio vacía (o medio llena, si se mira desde un punto de vista optimista). Allá vosotros...

sábado, 11 de mayo de 2013

Hitchcock (Alfred Hitchcock and the Making of 'Psycho')


   Antes de ver "Hitchcock" os recomiendo hacer una revisión de "Psicosis", o para aquellos que hayáis cometido el terrible pecado de no haberla visto, verla por primera vez 53 años después de su estreno. Y es que "Hitchcock" es una visión muy general de como el maestro del suspense se involucró en el proyecto de rodar una adaptación de la novela de Robert Bloch en la que recreaba situaciones del asesino Ed Gein, inspirador años más tardes de otra película que seguro habréis visto: "El silencio de los corderos".
   "Hitchcock" es tirando a aburrida, salvo por dos o tres brochazos en los que nos muestran algunas de las  anécdotas de rodaje, como la importancia de la escena del water (Psicosis es la primera película en la que aparece un retrete en pleno funcionamiento) o la aparición de Hitch como la mano ejecutora del asesinato de Janet Leigh en la ducha. Pero son escenas que pasan de manera muy sutil, como sin darles importancia, que en realidad, son de lo más destacable de la película.
  Pero en realidad"Hitchcock" trata de dos aspectos de la vida de Hitch: su obsesión por las actrices jóvenes y rubias, y en especial por Vera Miles; y su relación con su principal apoyo, su mujer Alma Reville, cuyo matrimonio se sostiene por las películas que han dio realizando a lo largo de los años. Pero cuando un elemento ajeno desestabiliza ese punto de apoyo, Hitch se tambalea y hace que todo lo que gira a su alrededor esté a punto de desmoronarse.
   No quiero terminar sin hacer una referencia a Anthony Hopkins, que interpreta a Hitch con un alarde de maquillaje, pero que no termina de encontrar el punto al personaje. Demasiado sobreactuado lo veo yo, en contraposición a Helen Mirren, que hace mucho más creíble su personaje.
   Allá vosotros si decidís verla...




lunes, 6 de mayo de 2013

La vida de Pi (Life of Pi)


   Más que una película, "La vida de Pi" es una experiencia en muchos ámbitos: musical, porque la banda sonora creada por Mychael Danna (ganadora del Oscar) te envuelve desde la primera imagen y te acompaña hasta hacerte hipnotizar durante toda la aventura; visual, porque Ang Lee consigue crear texturas y dar un colorido espectacular a cada secuencia, creando algunas de las escenas coloristas más impactante de la historia del cine, además de mostrarnos de nuevo su manera de hacer cine con superposiciones de imágenes que se integran en el propio lenguaje de la historia; y además es toda una experiencia para el alma y la manera de ver la vida.
   Sólo con ver los títulos iniciales ya percibes que "La vida de Pi" es algo distinto: te predispone a tranquilizarte y a saber que vas a ver algo que te gustará. Y es que sólo con la presentación del protagonista ya ves que se trata de alguien especial por su ansia de conocimiento y su necesidad de probar y hacer las cosas por sí mismo, sin permitir las injerencias de nadie en algo que será exclusivo de su mente y su alma durante toda la vida. Con esta manera de conocer a Pi asumes perfectamente lo que ocurre a continuación, y que en definitiva es una historia maravillosa de supervivencia, superación y fe.
   Y luego está el final: una historia triste resumida en apenas un par de minutos que no puede dejar de expresar el optimismo y la bondad de una persona que asume sus creencias hasta las últimas consecuencias.
   "La vida de Pi" está destinada a ser todo un clásico en la historia del cine. Totalmente recomendada y recomendable.

domingo, 5 de mayo de 2013

Iron Man 3


    ¿Sabría lo que hacía Jon Favreau cuando eligió a Robert Downey Jr. para interpretar a Tony Stark/Iron Man? Creo que sí, pero también creo que sus previsiones se quedaron cortas y que jamás imaginó que su elección fuese una de las más aplaudidas en la historia de los superhéroes. Personalmente ahora mismo ningún otro actor podrá llegar al nivel de simbiosis con el personaje al que interpreta: Spiderman ya ha cambiado de chaval para llegar a las nuevas generaciones, con la cara de piltrafilla que tiene Tobey Maguire que podría pasar por un chaval de veintipocos cuando tenga cincuentayalguno; Hulk ha pasado por tres actores distintos en sus tres últimas apariciones (aunque parece que Mark Ruffalo se ha asentado, al menos en las pelis de "Los Vengadores"); y así con alguno que otro más.
   Desde el Superman de Christopher Reeve no ha habido una identificación tan definitiva entre actor y personaje. Muchos diréis que qué pasa con el Batman de Christian Bale, y os reconozco que es muy muy bueno, pero no llega al nivel del Tony Stark de Robert Downey Jr. Y quizás es buena parte del éxito de la peli se deba además a la conexión que hay entre Robert Downey Jr. y Gwyneth Paltrow. Reconozco que a mi esta chica como que siempre me ha dejado frío, pero en todas las de Iron Man me ha cautivado: no se si por la manera de darle juego a Tony Stark o por la tensión sensual (sin resolver al principio, más tarde resuelta), pero el caso es que al final consigue llevarte al huerto.
   Pero no todo es bueno: hay una parte que me pareció más lenta, un poquito pesada: el momento con el dueño del lanzapatatas como que no terminó de cuajar. Pero sirve de preludio para saber que Iron Man será el Ave Fénix que seguirá dando guerra en algún momento.
   Para terminar me hago una pregunta de la que os hago partícipes: en una lucha entre Iron Man y Robocop ¿quién ganaría? Lo digo porque en breve tendremos por las pantallas la nueva versión de Robocop...yo lo tengo claro, ¿y vosotros?
   PD: antes de iros del cine esperad por un día a que terminen todos los títulos de crédito...hay sorpresita final...