jueves, 29 de agosto de 2013

Incompatibles (De l'autre côté du périph)

   Estos franceses han dado con la tecla: guiones divertidos y un actor (Omar Sy) al que le van como anillo al dedo las películas cómicas que te hacen pasar un buen rato.
   "Incompatibles", como su título indica, va de un par de policías a los que les toca trabajar juntos, pero no pueden ser más distintos: uno formal, recto, elegante, metódico; el otro intuitivo, impredecible,... Y no hace falta más. No es necesario un despliegue de explosiones y persecuciones destrozando coches por las calles de la ciudad, ni poner a un cachas a hacer papeles cómicos que le dejan descolocado lo que dura la peli (por si no os dais cuenta, estoy criticando todas las pelis americanas de este tipo, que al final acaban siendo todas iguales).
   Y yo me pregunto: ¿Dónde está esa comedia española, con guiones frescos y divertidos?¿Dónde están los históricamente reconocibles actores cómicos españoles? Los franceses  llevan unos años recuperando la esencia de la buena comedia, ligera, agradable, pero con un trasfondo social que las acercan aún más a la realidad, exagerando situaciones habituales que vistas de otra manera pudieran resultar ofensivas. Pero no, no ofenden. Hacen humor de la normalidad sin que ninguna persona pueda sentirse ofendida por su clase social, raza, sexo, religión o procedencia.
   Eso sí, no esperéis un peliculón, porque "Incompatibles" es lo que es: una peli que sirve para hacer pasar un buen rato sin ninguna otra pretensión.

martes, 27 de agosto de 2013

Parque Jurásico 3D (Jurassic Park 3D)

   Menudo inventazo el 3D!!! Hace que te metas dentro de una peli sólo con ponerte unas gafas. Y además te da esa sensación de desubicación al principio de la proyección, que parece casi que fueses con el puntillo después de haberte tomado unos cubatas.
   Y luego si ya, además de hacer nuevas pelis en 3D adaptan peliculones en este formato no hay quien se lo pierda. Nada menos que "Parque Jurásico", con sus dinosaurios para arriba y para abajo, y los niños repelentes chillando de un lado a otro, mientras Sir Richard Attenborough presume de no haber reparado en gastos...
   Recuerdo haber visto por primera vez "Parque Jurásico" en 1994, un año después de su estreno. No la vi en el cine. Alguien me pasó el VHS grabado del Canal+. Y me la vi más de una vez. Me pareció una pasada la escena del T-Rex, y me conmovió (una vez más) la música de John Williams. Después es una de esas pelis que ves cuando estás haciendo zapping y acabas por verla entera.
   Ahora en 3D: es impresionante la profundidad que le han logrado dar a la peli. Pero lo del T-Rex en 3D, corriendo tras la bengala que sujeta Jeff Goldblum, y luego ver como corre tras el jeep es para babear; igual que la escena de los niños en la cocina con los velociraptores.
   Sí, lo reconozco, disfruté como un enano (con gafas, eso sí). Mira que al final va a tener razón James Cameron y el futuro del cine es el 3D...

domingo, 25 de agosto de 2013

Oblivion

   He hablado con bastantes personas que han visto "Oblivion", y resulta que al único que le ha gustado ha sido a mi. He de decir que estoy de acuerdo con muchas de las críticas recibidas, principalmente su previsibilidad, pero creo que hay algo en "Oblivion" que supera hasta ahora a todas las películas de género: su apabullante pulcritud visual, la reconstrucción de un planeta postapocalíptico, donde los edificios que una vez significaron algo para la humanidad no son ahora más que brochazos incompletos de una sociedad extinguida.
   Pero también es posible que a las personas a las que no les gustó "Oblivion" lo que en realidad no les guste sea Tom Cruise. Y es algo que me hace gracia: le ponen a caer de un burro pero se han visto todas sus películas, y con cada nuevo estreno allá van. ¿Contradictorio? En el fondo debe tratarse del magnetismo de Tom Cruise y de la manera tan acertada que tiene de elegir los personajes que representa, siempre en películas con algo distinto y apetecibles de ver, aunque cuenten con la presencia del, posiblemente, el actor más odiado del Hollywood actual.
   Sólo hay una cosa que no me gusta de Tom Cruise, algo que repite en todas y cada una de las pelis que protagoniza (con contadas excepciones): ¿habéis visto alguna peli suya en la que en alguna de las escenas no aparezca corriendo?
   En "Oblivion" La Tierra está devastada tras un ataque alienígena. Sólo queda un puesto de observación y reparación de los drones que vigilan la superficie, formado por una pareja con una misión idílica deseando acompañar al resto de la población humana exiliada. Pero pronto algo cambiará esta situación, algo inesperado pondrá en duda toda su existencia.
   A mi me pareció entretenida, visualmente espectacular, aunque también considero que se puede hacer un poco larga...

domingo, 18 de agosto de 2013

Elysium

   Neill Blomkamp, director de "Elysium" se ha marchado al año 2154 para realizar una crítica a la sociedad en la que vivimos actualmente. Si en "Distrito 9" los focos iluminaban el racismo y la intolerancia, "Elysium" supone una crítica radical a los dirigentes políticos, a los grupos de presión formados por empresas y a aquellos que por suerte o por desgracia se han colado en el exclusivo grupo de los llamados ricos.
   En el año 2154, La Tierra está al borde del colapso debido a la superpoblación del planeta. Por este motivo aquellos con más recursos se han marchado a vivir a Elysium, una estación orbital a modo de satélite, donde cuentan con todo tipo de lujos y donde cualquier enfermedad ha sido erradicada o puede eliminarse. Mientras un grupo pretende enviar personas desde La Tierra a Elysium, la dirigente del satélite (Jodie Foster), luchadora infatigable contra la inmigración a su paraíso, pretende cambiar las reglas del juego y luchar de manera más expeditiva contra lo que considera la lacra de la sociedad. Pero hay alguien en La Tierra (Matt Damon) que podría abortar sus planes.
   Mediante una estética visual muy similar a la vista en "Distrito 9", Blomkamp toma como referencia uno de los temas actuales en el mundo conspiranoide actual: le superpoblación del planeta. Ya existen estudios de la OMS, representados mediante documentales catastrofistas que alertan que el ritmo de crecimiento de la población actual y la escasez de recursos a la que nos veremos abocados si no ponemos remedios a esta situación. Y el argumento coincide con la última novela de Dan Brown ("El código Da Vinci", "Ángeles y demonios"), llamada "Inferno". ¿Casualidad?¿Modas pasajeras? Para seros sincero creo que un poco de todo.
   Lo que es evidente que el descontento de la sociedad con la clase política que nos gobierna no es algo exclusivo de nuestra España cañí: si aquí todo se basa en corruptelas y amiguismos, mientras que en otros países todo el poder se consigue con lobbys y acuerdos entre empresas y dirigentes, que compensan de manera distinta a cada uno de ellos en una relación simbiótica entre dinero y poder.
   Pero a lo que iba, "Elysium" está bastante entretenida, pero esperaba más: la propuesta acaba convirtiéndose en algo que ya hemos visto, recurriendo a casi todos los tópicos del género, incluyendo el enemigo final.

miércoles, 14 de agosto de 2013

Hansel & Gretel: Cazadores de brujas (Hansel and Gretel: Witch Hunters)

   Ah, cómo han cambiado los cuentos de los Hermanos Grimm, o de Hans Christian Andersen. Antes los cuentos los leíamos en libros ilustrados, cuyos protagonistas tenían la cabeza desproporcionada, grandísima en función del dibujo, con unos ojos enormes, más grandes que las manos, y una expresión iluminada en la mirada, que te enganchaban al cuento mientras lo ibas leyendo y te ayudaban a ubicar la acción en tu mente.
   Pero más que los cuentos lo que ha cambiado ha sido la manera de contarlos: los niños de ahora no son como los niños que éramos antes. La tecnología ha supuesto una evolución en los cuentos, incorporando elementos inimaginables en las historias originales. Antes en los cuentos se buscaba sembrar una moraleja en la mente del lector, que germinase a través de la historia, muchas veces con efectos terroríficos para el lector de la época. Ahora el cuento clásico sólo busca entretener a través de héroes guapetes de cara y heroínas en busca de su príncipe azul, que viven sus aventuras entre artefactos tecnológicos, aunque la historia se desarrolle en mitad de la Edad Media, done lo más avanzado que existía era una simple ballesta.
   Pues esto es lo que ofrece "Hansel y Gretel: cazadores de brujas". Olvídense del terror gótico y de las moralejas bienintencionadas para sustituirlas por fuegos de artificio, maquillaje, efectos especiales y sucedáneo de sangre, litros y litros de sangre que se esparcen por doquier como sí se tratase de una mala copia de una película de Tarantino.
   No busquéis las miguitas de pan, porque se las han comido los productores para conseguir engañar a aquellos insensatos que piensan que van a ver una cosa cuando resulta que es otra totalmente distinta.
   Por cierto, para los que tengáis niños, es una película violenta y sangrienta, de esas que llevarían el rótulo de NR-12 (por lo menos). 

lunes, 12 de agosto de 2013

Alacrán enamorado

   ¿Y si os digo que "Alacrán enamorado" me ha parecido una muy buena película? Creo que habla de muchos temas importantes, temas que en muchos casos se convierten en problemas de la sociedad actual. Pero también habla de la manera de afrontarlos, y de la principal característica y esencia del ser humano: el error. Somos seres que avanzamos a base de tropezones, e incluso lo hacemos más de una vez con la misma piedra, como dice el refrán. Ya desde pequeñitos se nos enseña que el error es una de las maneras de aprender en esta vida, porque se nos invita a actuar sin temer equivocarnos, porque aunque caigamos en el error nos han facilitado una manera rápida de solucionarlo: la goma de borrar. Luego cuando crecemos y los problemas son más complicados la manera de arreglar el error es algo más compleja y necesita un poco más de tiempo para que pueda ser efectiva: el tippex tarda unos segundos en secar. Pero cuando los problemas se escapan del papel y tenemos que enfrentarnos a ellos cara a cara, las herramientas de las que disponemos se convierten en palabras y actos, que muchas veces, al igual que los elementos para arreglar errores en el papel, dejan un manchurrón, pero en el alma. Pero el arrepentimiento y el perdón tienen la virtud en muchos casos de servir de bálsamo que lleva a los errores al olvido del dolor, aunque no de la experiencia, lo que evita que volvamos a herir a alguien y al mismo tiempo no estemos atormentados por nuestros errores anteriores, aunque esto no sea siempre así.
   En "Alacrán enamorado" Julián (Álex González) pertenece a una banda de nazis que realizan "acciones" por encargo de Solís (Javier Bardem, que no es que me caiga especialmente bien, pero es un actorazo como la copa de un pino que hasta en papeles secundarios da lecciones de interpretación que, en este caso, hasta consigue dar algo de miedo). Junto con Luis (Miguel Ángel Silvestre) y demás miembros de la banda acuden al gimnasio en el que entrena Carlomonte (Carlos Bardem), un tipo con principios que se enfrenta a los problemas de los demás cara a cara pero que esconde los suyos tras una botella de alcohol. Cuando Julián comienza a entrenar en serio como boxeador, las relaciones con los miembros de su banda se enturbian, al tiempo que cambian con los integrantes del gimnasio.
   Me recordó bastante a la imprescindible "American History X" (en el trasfondo y con muchos matices, esta es mucha mejor peli que "Alacrán enamorado"), ya que ambas comparten el adoctrinamiento en el odio a lo diferente como método para culpar a la sociedad actual de todos sus problemas, aunque el abandono de dicho odio se produzca de distinta manera en cada una de las pelis. En "Alacrán enamorado" el odio sale del cuerpo y de la mente a través de un deporte tan honorable como es el boxeo, a modo de golpes contra lo que signifique rechazo a las diferencias.
   Definitivamente, una buena peli.

domingo, 11 de agosto de 2013

Los últimos días

   Al cine español no se le dan bien las historias apocalípticas de ciencia ficción. Si ya en "Fin" el experimento resultó ser un sinsentido surrealista, en "Los últimos días" da la sensación de que la cosa no avanza: por mucho que te hartes de beber, la sed de algo más no se acaba, y al final terminas lleno de algo que no es más que un simple sucedáneo de algo que ya has probado antes, aunque no sabes donde.
   Resulta que de buenas a primeras la gente muere al salir a la calle: sólo poner un pie fuera del portal te corta la respiración, por lo que la humanidad se ha visto obligada a vivir entre cuatro paredes, moviéndose a través de los túneles del metro y las alcantarillas. Tras tres meses encerrado en la oficina, Marc (Quim Gutiérrez) decide ir en busca de su novia (Marta Etura). Pero necesita la ayuda del solitario director de recursos humanos de la empresa (José Coronado, que parece que después de Santos Trinidad ha bajado un par de peldaños el nivel de interpretación, intentando sustituirlo infructuosamente por maquillaje y peluquería) para poder moverse por el subsuelo.
   Y allí nos dejan, esperando que vaya pasando algo más, mientras el espectador observa casi sin necesidad de mirar. Pero esto ya lo he visto antes en algún otro sitio: "Los últimos días" es como un collage que toma prestados retales de "La niebla", "El incidente" y tópicos del género (grupúsculos de gente pintada como si fuesen tribus amazónicas; señores del acero dueños de todo lo que tienen delante porque tienen un arma de fuego), mientras llega un final cuando menos vacío de contenido por muy esperanzador que pretenda ser.
   En definitiva, que allá vosotros si decidís verla, porque de todo lo anterior sólo cabe destacar la sonrisa de Marta Etura...

sábado, 10 de agosto de 2013

Distrito 9 (District 9)

   "Distrito 9" comienza con la vocación de ser un falso documental que, a través de entrevistas a diferentes personas, nos pone en situación: una nave alienígena se estropea sobre Johannesburgo, y sus tripulantes al abandonar la nave son encerrados en un gheto a modo de campo de refugiados. Pero pronto el campo de refugiados se convierte en una zona de exclusión perfecta para narcotraficantes, traficantes de armas, etc. A pesar del aspecto de los extraterrestres (a modo de insectos gigantes, adictos a la comida para gato) alguno de ellos sólo luchan por intentar volver a su casa. Hasta que un buen día las autoridades deciden trasladar el campo de refugiados lejos de la cuidad, hasta un campo de concentración.
   No hace falta esconder el trasfondo crítico de la peli: es un claro recordatorio a lo que fueron los campos de concentración nazis o más recientemente la segregación racial ocurrida en Sudáfrica (no es casualidad que "Distrito 9" transcurra allí). Es una peli sobre el apartheid alienígena surgida de la teoría del primero disparo y luego pregunto que nos han metido en la cabeza con tanta historia de invasión extraterrestre.
   Llevaba tiempo detrás de verla, pero me decidí porque Neill Blomkamp, su director, estrena en breve "Elysium", que tiene una pinta estupenda, y quería ponerme en antecedentes. Y no me defraudó. Una película de alienígenas con un lenguaje distinto al que estamos acostumbrados, donde los humanos somos loas que condenan a la extinción de una raza porque es diferente, o simplemente porque no proceden del mismo sitio que nosotros.

viernes, 9 de agosto de 2013

Lobezno Inmortal (The Wolverine - X-Men Origins: Wolverine 2 -)

   ¿Quién me iba a decir a mi que una peli de superhéores se me iba a hacer pesada? Con este "Lobezno inmortal" el tiempo se les ha ido de las manos y te obligan a ver más de dos horas de peli que parecen dedicadas a un superhéroe menor.
   Bajo la premisa de la moralidad de alguien cansado de la inmortalidad se han sacado de la manga una peli de Lobezno que sirve como nexo de unión entre "X-Men: Primera generación" y "X-Men: Days of Future Past" (que se estrenará en 2014), y que ante la ausencia de blockbusters superheroiriles veraniegos pretende colarse en las carteleras como la peli del verano.
   Aunque Jackman sigue desprendiendo carisma como el lobo desprende su olor, a este "Lobezno inmortal" le falta el aderezo que le dan los compañeros de aventuras de entregas anteriores: ni sus compañeros tienen mutaciones tan chulas, ni los enemigos son tan poderosos, ni aparece el finísimo sentido del humor característico del personaje desde sus orígenes.
   James Mangold ha querido centrarse más en la psique de los personajes, mostrándonos un tipo abatido y solitario por el temor de hacer daño a los demás, que de repente se ve envuelto en una historia que tiene su origen muchos años atrás y que le lleva a visitar Japón.
   En definitiva, una peli pasable (por los pelos) de lo que lo mejor es la escena que hay tras los títulos de crédito (aguantad un par de minutos los impacientes en la sala) que a pesar de ver lo que acabas de ver, te deja con el gusanillo de querer más, aunque del algo mucho mejor, claro está.

jueves, 8 de agosto de 2013

Efectos secundarios (Side Effects)

   Alguna vez lo he dicho ya, y aunque dudo mucho que llegue a leer estas palabras lo voy a volver a repetir no sea que por algún tipo de influencia sobrenatural llegue a los oídos del Sr. Soderbergh esta petición: por favor, no se retire, no nos deje sin sus dos pelis anuales, sin los filtros de luz de su alter ego, Peter Andrews, sin sus historias y la música hipnótica con la que acompaña sus películas...menos mal que alguna de mis peticiones sí ha debido leerlas, porque aunque "Efectos secundarios" iba a ser en principio su última película, Steven Soderbergh ya tiene pendiente de estreno en España "Behind the Candelabra" (con Michael Douglas y Matt Damon) con excelentes críticas, principalmente al reparto.
   Bueno, a lo que iba que me acabo enredando: en "Efectos secundarios" se habla de la industria farmacéutica y de la medicación a los pacientes con algún tipo de trastorno mental, y sobre cómo afecta la utilización de dicha medicación aún cuando el tratamiento sea seguido muy de cerca por un especialista. Y Soderbergh utiliza la peli para utilizar al espectador como conejillo de indias de su propia medicina: te lía, te da la vuelta a la historia, te la vuelve a poner del derecho y de repente está de nuevo del revés.
   No solo habla de los efectos secundarios de la medicación en general, si no de los efectos que causa toda acción que se ejecuta en cualquiera de los ámbitos de la vida real: todo afecta a los que están a nuestro alrededor, y aunque queremos controlar las consecuencias de nuestras acciones, llega un momento en el que perdemos el control, porque los hilos que queremos manejar se mezclan unos con otros hasta que el títere cobra movimiento propio independientemente de la mano que lo maneja.
   ¿Qué tendrá Soderbergh que todo actor que trabaja con él acaba repitiendo? Jude Law ya aparecía en la estupenda "Contagio", con Catherine Zeta-Jones rodó "Traffic", con Channing Tatum "Magic Mike", y así un largo etc. Y con Rooney Mara, auténtica protagonista de la peli, ¿cuándo volverá a coincidir?
   He de reconocer que hay momentos en que te pierdes en un sin control que te hace dudar, como cuando tienes que tomarte una pastilla y no recuerdas si te la has tomado o no, pero la media hora de desenlace final es brutal. Os la recomiendo.

Dunkerque (Dunkirk)

Os va a sonar raro, pero Dunquerke no es una película bélica. Según palabras del propio Christopher Nolan , Dunkerque es un thriller ...