domingo, 25 de agosto de 2013

Oblivion

   He hablado con bastantes personas que han visto "Oblivion", y resulta que al único que le ha gustado ha sido a mi. He de decir que estoy de acuerdo con muchas de las críticas recibidas, principalmente su previsibilidad, pero creo que hay algo en "Oblivion" que supera hasta ahora a todas las películas de género: su apabullante pulcritud visual, la reconstrucción de un planeta postapocalíptico, donde los edificios que una vez significaron algo para la humanidad no son ahora más que brochazos incompletos de una sociedad extinguida.
   Pero también es posible que a las personas a las que no les gustó "Oblivion" lo que en realidad no les guste sea Tom Cruise. Y es algo que me hace gracia: le ponen a caer de un burro pero se han visto todas sus películas, y con cada nuevo estreno allá van. ¿Contradictorio? En el fondo debe tratarse del magnetismo de Tom Cruise y de la manera tan acertada que tiene de elegir los personajes que representa, siempre en películas con algo distinto y apetecibles de ver, aunque cuenten con la presencia del, posiblemente, el actor más odiado del Hollywood actual.
   Sólo hay una cosa que no me gusta de Tom Cruise, algo que repite en todas y cada una de las pelis que protagoniza (con contadas excepciones): ¿habéis visto alguna peli suya en la que en alguna de las escenas no aparezca corriendo?
   En "Oblivion" La Tierra está devastada tras un ataque alienígena. Sólo queda un puesto de observación y reparación de los drones que vigilan la superficie, formado por una pareja con una misión idílica deseando acompañar al resto de la población humana exiliada. Pero pronto algo cambiará esta situación, algo inesperado pondrá en duda toda su existencia.
   A mi me pareció entretenida, visualmente espectacular, aunque también considero que se puede hacer un poco larga...

No hay comentarios:

Publicar un comentario