sábado, 30 de noviembre de 2013

Tres bodas de más

   Una peli que comienza con el "Pavo Real" de José Luis Rodríguez "El Puma" promete ser divertida. "Tres bodas de más" lo es. Y bastante. Es una de esas pelis que si estuviera protagonizada por Renée Zellweger y Hugh Grant sería un éxito de taquilla seguro. Pero en el cine patrio estamos empezando a hacer comedias hasta hace bien poco impensables por tener un sentido del humor políticamente incorrecto, pero que si se interpreta como hay que hacerlo resulta la mar de divertido. Si a todo esto le añades unos diálogos que bien podrían estar inspirados en alguna de las comedias de los Farrelly, ya tienes una comedia con la que pasar un muy buen rato.
   "Tres bodas de más" tiene como total y absoluta protagonista a Inma Cuesta, una actriz que demuestra ser un todoterreno en el arte de la interpretación con su primer personaje protagonista de comedia. Seguramente se trate de la intérprete más versátil del cine patrio actual, que tan pronto se maneja de maravilla en un drama de acción ("Invasor"), como se convierte en una reina de la copla ("Blancanieves"), es protagonista en una serie de éxito ("Águila roja") o es capaz de entonarse unas notas de "Carrie" mientras conduce (en una de esas escenas copiadas de otras películas que siempre funciona, consistente en que la actriz o actor de turno maten sus penas cantando a grito pelao un hit de la historia de la música mientras van conduciendo para matar penas).
   Y qué decir de Quim Gutiérrez, que este año ha aparecido en un montón de películas, desde comedias locas ("Quién mató a Bambi?"), thrillers postapocalípticos ("Los últimos días") o comedias dramáticas ("La gran familia española"). Es un tipo que da el perfil de normalidad en todas y cada una de sus interpretaciones, y me parece que aporta un punto de simpatía difícil de conseguir.
   El resto del reparto lo forman Martín Rivas, uno de los innumerables actores jóvenes nacidos de las series adolescentes de éxito; Paco León, al que no le hace falta demasiado para sacar una sonrisa al espectador; y la sorpresa de la peli, Berto Romero, que demuestra tener una buena base para la comedia, que ni con bigote te lo puedes tomar en serio.
  En definitiva, una peli entretenida y divertida, con gags de Rossy de Palma incluidos, donde la música acompaña a las risas desde el primer momento. Recomendeibol...

No hay comentarios:

Publicar un comentario