domingo, 29 de diciembre de 2013

Las brujas de Zugarramurdi

   Rock `n Roll. Y ritmo, mucho ritmo es lo que tiene "Las brujas de Zugarramurdi". Y si le sumas mucho humor pues el resultado es una comedia de acción muy entretenida, la mejor peli de Álex de la Iglesia desde "La comunidad". Reconozco que no me atraía para nada verla tras los últimos chascos, sobre todo "Balada triste de trompeta". Pero con "Las brujas de Zugarramurdi" ha vuelto a recuperar el crédito perdido.
   Lo que nace como un atraco en plena Puerta del Sol de Madrid se convierte, con el paso de los minutos, en una huida disparatada que acaba en un akelarre, donde no encontramos a la típica bruja de escoba y berrugas en la nariz, sino más bien a la bruja que te recuerda a una tía lejana o a una prima segunda, de esas a las que sólo ves en bodas o funerales y que te amargan el rato con sus comentarios juiciosos que no hacen más que denigrarte, como el típico "estás más gordo", "tienes más entradas" o "mira tu primo, ese sí que es un triunfador, con su propia empresa", aunque el susodicho primo esté como un tonel y con menos pelo que una bola de billar, a lo que te dan ganas de contestarle, pero por educación te callas, sonríes y dándote media vuelta te alejas de allí mordiéndote la lengua y tragando bilis.
   Con la excusa de las brujas, Álex de la Iglesia aprovecha los diálogos para identificar la maldad de las mujeres y la ingenuidad de los hombres e ir un paso más allá en la guerra de sexos, escenificada a la perfección por Macarena Gómez (la ex pasadísima, que borda el papel), Carolina Bang (la bruja sexy en busca de hombre que la comprenda) y Hugo Silva (ex y a la vez pretendiente). Ah, y Mario Casas, en el papel más histriónico que le ha tocado interpretar, como un choni al que lo único que le falta son los oros colgando.
   Se nota cuando en una peli se pone pasta, porque "Las brujas de Zugarramurdi" tiene un diseño de producción espectacular y unos muy buenos efectos especiales, pocas veces vistos hasta ahora en una producción patria. En definitiva, entretenimiento puro y duro que no busca los tres pies al gato.
 

4 comentarios:

  1. Pues habrá que verla. Sinceramente, no me seducía (después de lo que apuntas de sus últimos... "fiascos").

    ResponderEliminar
  2. A mi también me gustó mucho la pelí, y si es cierto que últimamente tuvo algunos chascos, aunque para mi, si me pareció bastante buena La balada triste de trompeta. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. No sé si os pasa, pero cuando alguna película está hecha con pretensiones de algo al final se nota. A mi no me suelen gustar. Es lo que creo que ha pasado con la últimas de Álex de la Iglesia, y en cuanto ha vuelto a la senda de pensar sólo en el entretenimiento, la peli deja de estar encorsetada y vuelve a ser espectáculo. Gracias por los comentarios!!!

    ResponderEliminar
  4. Muy entretenida!! la vi hace un par de días y me divertí mucho, saludos

    ResponderEliminar

Dunkerque (Dunkirk)

Os va a sonar raro, pero Dunquerke no es una película bélica. Según palabras del propio Christopher Nolan , Dunkerque es un thriller ...