viernes, 27 de diciembre de 2013

Scott Pilgrim contra el mundo (Scott Pilgrim vs. the World)

   Una bocanada de aire fresco. Así se podría definir en pocas palabras "Scott Pilgrim contra el mundo". Y no podía ser de otra manera, porque su director (Edgar Wrigt) tiene una visión particular sobre lo que debe ser el cine: diversión ante todo.
   "Scott Pilgrim contra el mundo" tiene una estética a cómic que rezuma por cada uno de sus planos, ya que su origen está en el mundo de la novela gráfica, a la que añade elementos del campo de los videojuegos, que, mezclados con la música, lo convierten en un icono de la cultura juvenil de los últimos años. Y no veáis si funciona!!! Aunque también os digo que para aquellos más escépticos, "Scott Pilgrim contra el mundo" es una mamarrachada. Pero pobres de ellos, porque no saben lo que dicen.
   Todo empieza cuando el el héroe, Scott Pilgrim (Michael Cera, que tiene cara de pánfilo recién salido de segundo de BUP), se enamora de la nueva chica de su barrio en Toronto. Ella se llama Ramona, y para poder salir con ella debe derrotar a sus 7 ex-novios en combates a muerte en distintas especialidades, a cada cual más videojueguil. Y entre combate y combate descubrimos los gustos, miedos e historia de los protagonistas y de los personajes que les rodean a modo de manicomio ambulante, que no hacen sino asentar el conjunto surrealista de la trama.
   En definitiva, una peli que gustará a los no puristas, con una banda sonora cañera que tiene su momento culmen a modo de combate de bajos. Muy entretenida. Ahh, y no perdáis de vista uno de los títulos de crédito más cañeros y originales de los últimos tiempos...

1 comentario:

  1. Apenas recuerdo nada de la peli. Pero esos títulos de crédito no se olvidan fácilmente!!

    ResponderEliminar