domingo, 16 de marzo de 2014

300: El origen de un imperio (300: Rise of an Empire)


Hay días en los que apetece ver una peli que no te haga pensar demasiado, ni ver un dramón ni nada por el estilo. Viendo la cartelera decidí meterme a ver "300: El origen de un imperio". Acerté de lleno. Ya no es que no te haga pensar, es que es de esas pelis planificadas desde el cómo lo cuenta sin importar lo que cuenta, así que tampoco es cuestión de plantearse las cosas ni llevarse las manos a la cabeza cuando sales del cine. Hay pelis que son lo que son y punto.


"300: El origen de un imperio" es lo que es y no hay mayor discusión: el que decide verla sabe lo que toca: sangre, abdominales y croma, mucho croma.
Narra hechos coetáneos a su precuela "300", pero con una diferencia: el carisma y la fuerza de su protagomista. Si en "300" Leónidas (Gerard Buttler) arrasaba con su mirada y su determinación, en esta, Temistocles (Sullivan Stapleton) es un pan sin sal: no es capaz de desprender ni la fuerza ni el magnetísmo de su predecesor, y lo sabe. Y lo peor es que lo hace ver al espectador, pero tampoco parece que le importe mucho. Se limita a decir sus líneas y poco más.
Lo mejor de la peli es Eva Green, que se mete en la piel de la malvada aliada de Jerjes, Artemisa, y saca lo peor de sí para llevar a su personaje al borde de la locura motivada por su único deseo de venganza.
Antes de terminar quiero hacer referencia a los diálogos: cada frase, cada expresión están escritos de tal manera que parecen discursos motivadores antes de la última batalla, aunque la escena no sea más que dos viejos amigos saludándose. Imaginaos que el protagonista le pide un trocito de pan a su madre. La frase que acompaña el diálogo sería algo así como: "Oh mujer, engendradora de mi vida, tu que me alimentaste desde tus entrañas, tu que me alumbraste y me amamantaste durante las primeras lunas de mi vida y me transmitiste la fuerza de los dioses, tu que me guiaste mis primeros pasos y me enseñaste las principios de la libertad, entrégame ahora un pedazo de semillas de trigo cocidas a la manera que nos enseñaron nuestros dioses a realizar las ofrendas para poder glorificarles mientras me como un huevo frito..."
Pues eso, que allá vosotros...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dunkerque (Dunkirk)

Os va a sonar raro, pero Dunquerke no es una película bélica. Según palabras del propio Christopher Nolan , Dunkerque es un thriller ...