sábado, 24 de mayo de 2014

A 20 pasos de la fama (20 Feet from Stardom)


Los pelos como escarpias se me pusieron en más de dos momentos mientras veía "A 20 pasos de la fama". ¡Qué voces!, escondidas en canciones que he escuchado durante toda mi vida casi sin saber que están ahí, pero que si no suenan, la canción no es lo mismo. Personas que han estado toda su vida profesional poniendo su voz al servicio de los mejores intérpretes, como un instrumento más, y que han sido, y son, historia viva de la música, aunque totalmente desconocidas para el gran público.


Como dice Bruce Springsteen, los 20 pasos que separan a las coristas del frente del escenario es más un camino mental que físico: si no estás preparado, por mucho que lo intentes el escenario podrá contigo. Eso es lo que les ocurrió a algunas de estas cantantes, que siendo las mejores acompañando a los más grandes en los mejores temas de siempre, y trabajando siempre para mejorar, cuando intentaron dar el paso al frente para convertirse en solistas, el éxito les dio la espalda, y tuvieron que tragar orgullo y volver al lugar donde demostraron ser insuperables.
Muchas veces no escuchamos lo que oímos. Si no me creéis, intentad escuchar "A walk on the wild side" sin recordar la parte del ♪♪dudurudurududurudu♪♪. Detalles que están ahí pero que muchas veces pasamos por alto.


¿Habéis escuchado alguna ves los coros de Sweet Home Alabama? Yo hasta que no vi "A 20 pasos de la fama" tampoco.


Esta es mucho más fácil, porque se ve la importancia del coro. Young America de David Bowie es sublime!!!


Y así una tras otra, canciones que tienes a las mismas voces detrás desde hace nada menos que 50 años!!!
Pero si hay a alguien a quien he descubierto gracias a "A 20 pasos de la fama" es a Lisa Fischer. Una mujer que ha acompañado a los más grandes (Luther Vandross, Sting, The Rolling Stones), que ha dejado con la boca abierta a todos ellos, que ha tenido una exitosa carrera en solitario (ganando incluso un Grammy), pero que ha renunciado a su carrera en solitario para seguir haciendo lo que más le gusta, y en lo que es la número uno: acompañar con su voz a otros artistas, porque es lo que su conciencia le pide. Lo de poner el alma y el corazón al cantar no es lo que hace esta mujer; esta mujer es alma. Escuchad el principio de Gimme Shelter y aguantad un poquito, porque merece la pena.


En definitiva, un documental imprescindible para todo aquel al que le guste la música que no os debéis perder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dunkerque (Dunkirk)

Os va a sonar raro, pero Dunquerke no es una película bélica. Según palabras del propio Christopher Nolan , Dunkerque es un thriller ...