sábado, 17 de mayo de 2014

El llanero solitario (The Lone Ranger)


Le ha dado a Johnny Deep por intentar poner algo de Jack Sparrow en sus últimas interpretaciones. Al principio el personaje tenía su gracia por la novedad, lo que incluso le supuso una nominación a los Oscar, pero la reiteración cansa. Después de las cuatro entregas de Piratas del Caribe, el personaje ya está quemado, y aunque la quinta entrega descansa en el escritorio de algún productor de Disney, esperando que coja solera y se pase la fiebre de las pelis de la bandera negra con la calavera y las tibias. Aunque recientemente han estrenado una serie de piratas...


Pero ahora lo que nos importa es "El llanero solitario". Recuerdo haber visto de pequeño la serie de TV, e incluso haber visto en alguna sesión matinal dominical del cine de barrio, cines donde te ponían una sesión doble y te pasabas la mañana tan contento. Si recuerdo algo de "El llanero solitario" es principalmente, la música que suena siempre que protagonista entra en acción: la "Obertura de Guillermo Tell" de Rossini, que muchos identificamos con la música de nuestro héroe del oeste hasta que crecimos y alguien mucho más listo (y repelente al mismo tiempo) nos decía que esa melodía había sido compuesta muchos años antes de que se creará el personaje de "El llanero solitario". También recuerdo el antifaz, el caballo blanco y el grito Hi-Ho Silver, Away, cada vez que el caballo se tenía que poner al galope. Pero no recuerdo el personaje del indio, llamado Toro que aquí interpreta Johnny Deep.


Otra vez estos de Hollywood nos han cambiado el cuento a su conveniencia, dejando relegado el personaje de El llanero solitario a un tontorrón que acompaña al indio listo que todo lo sabe. Pero el cuento así no mola. Disney debería hacérselo mirar, porque últimamente acumula un fiasco tras otro, y si una peli les sale bien cinco les salen rana. Señores, dejen de cambiar las historias a su gusto, adáptenlas de manera atrayente para el público, y no para cómo creen ustedes que gustarán al público y a lo mejor los batacazos no son tan gordos. ¿O es que no lo han pensado? Pese a todo, hay una de las pelis de Disney que ha sido su mayor batacazo, "John Carter", que sin embargo a mi me gusta...Sí, lo sé, soy un poquito raro...
En definitiva, que se hace larga y entre escena de acción transcurren cosas poco interesantes que te distraen de la película. Allá vosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario