lunes, 22 de septiembre de 2014

El Niño


Pensaba que iba a pasar lo mismo que con "Ocho apellidos vascos": megapromoción de Telecinco, anuncios y entrevistas hasta en el telediario, autobombo brutal para que al final, al destapar la peli y degustarla resulta que es un producto sin fuerza. Pero no. Me equivoqué. "El niño" es una de esas películas que se ajusta a la perfección a la tan manida frase "no parece española".


Pero hay que matizar: en lo único en lo que "El niño" no parece española es en la producción. El resto es todo muy nuestro, empezando por el casting, de lo mejorcito que se puede encontrar hoy: desde Luis Tosar, al que al principio me costó asimilar por el peluquín, con un peinado al estilo Nicholas Cage en cualquiera de sus películas; pasando por Eduard Fernández, uno de los pocos actores que hacen creíble cualquier personaje; o Sergi López, que siempre cumple. Pero destaca el niño, Jesús Castro, al que parece no afectarle protagonizar una de las películas españolas de la temporada y va dejando muestras de su potencial: comedido cuando ha de serlo, gracejo andaluz y una mirada fría y profunda que traspasa la pantalla.
Me río de los que dicen que no hay calidad en el cine español. Esto es como todo, y por esa regla de tres en España tampoco hay escritores de calidad, ni músicos de calidad, etc. Lo que hay es España es cine para casi todos los gustos, con mayor o menor calidad. Pero, ¿en qué criterio nos basamos para medir la calidad?¿En la crítica, esa que pone a caer de un burro todo lo que se menea pero se emocionan al ver una peli afgana o iraní?¿En las recaudaciones, esas que revienta Torrente y que acaba siendo lo que le gusta a la gente?¿En los premios, como por ejemplo "La Soledad" o "Pa Negre", pelis totalmente minoritarias que no logran alcanzar siquiera el dinero invertido en ellas?
Vamos a dejar de darnos cañonazos a nosotros mismos y vamos a dejar que la gente vea lo que le apetezca, sin desmerecer al resto, que en la variedad está el gusto.
"El niño" lo reúne todo: gusta a la crítica, gusta al público y seguro que más de un premio se lleva. Así que si queréis pasar un par de horas viendo una película con mucha acción, intriga y ver una manera de hacer cine en España como pocas veces se ha hecho (por no decir nunca) no dejéis de verla y de sentir esa mirada que traspasa la pantalla de Jesús Castro, "El niño", que no os va a decepcionar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario