viernes, 26 de septiembre de 2014

La gran seducción (The Grand Seduction)


De vez en cuando mola ver una peli como "La gran seducción": algo ligerito (al menos la capa exterior), que hace que te intentes reconciliar con el mundo que nos rodea, hasta que te das cuenta que estás en el cine y el de delante, un pobre adicto al teléfono, tiene que mirar no sea que le haya llegado un mensajito y no se entere del jeje de su contacto ante su último comentario chisposo con el que hace más de una hora abandonó la conversación...


"La gran seducción" es la lucha por las raíces, por la tierra, por la dignidad y por la defensa de una forma de vivir. Por demostrar que la calidad de vida también se encuentra sin las comodidades que ofrece la gran ciudad, sin cobertura en el móvil y sin necesidad de ir al lugar más chic de la ciudad para sentirte alguien. En el pequeño pueblo en el que se sitúa la peli, el ser ya te hace protagonista, y seguramente se encuentre más verdad en una pequeña aldea como Tickel Head, un pequeño pueblo costero de Canadá, que en cualquier gran ciudad. Aunque a uno de los protagonistas (Taylor Kitsch) le ocurra exactamente lo contrario cuando llega para cubrir la ausencia de un médico. Es entonces cuando el otro protagonista (Brendan Gleeson) y el resto de habitantes comienzan a hacer lo que sea por conseguir que el doctor se quede con ellos.
Aunque recurre a ciertos tópicos, y ofrece un humor blanco, tierno y sin maldad, "La gran seducción" contiene una crítica a la sociedad actual defendiendo el progreso de una forma sostenible, que permita la subsistencia de aquellas comunidades que no quieren olvidar lo que son y lo que fueron, y tampoco se quieren dejar pisotear para ser algo que no son.
En definitiva, una comedia que deja un buen sabor de boca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dunkerque (Dunkirk)

Os va a sonar raro, pero Dunquerke no es una película bélica. Según palabras del propio Christopher Nolan , Dunkerque es un thriller ...