sábado, 25 de octubre de 2014

Coherence


En 1923 el paso de un cometa sobre Finlandia causó extraños efectos sobre los habitantes de una población, que llegaron a dudar de las personas con las que llevaban conviviendo una vida entera. En la actualidad, en una ciudad cualquiera, un grupo de amigos se reúnen para cenar y celebrar el paso del mismo cometa.


Lo que se presume una cena cordial entre amigos, con ese toque amargo que van dejando las rencillas, los celos, las envidias y las críticas servidas con la sutileza de una sonrisa en la comisura de los labios, se transforma de buenas a primeras en el desconcierto que proporciona un apagón, que sirve como botón de inicio a una de las historias de ciencia ficción más refrescantes de los últimos años, lo que le sirvió para hacerse con el premio al mejor guion del festival de cine fantástico de Sitges.
He leído críticas y comentarios que conjugan la existencia de "Coherence" con las películas de viajes en el tiempo, pero no esto de acuerdo con la asimilación. En "Coherence" asistimos a el despliegue caleidoscópico de realidades tras cada decisión de los personajes, que no dejan de ser juegos filosóficos con la mente del espectador. Si no, ¿por qué uno de los elementos esenciales de la trama es la teoría del  Gato de Schrödinger? (una vueltecita por Wikipedia os la explica estupendamente).
En definitiva, una peli esencial si os gusta el género de la ciencia ficción, tan manoseado que una película como "Coherence" sirve para dejar pasar un poco de aire nuevo a un género en horas bajas en lo que a ideas se refiere. Así que ya sabéis, podéis ir a verla y pasar un rato muy entretenido o no hacerlo, con lo que estaréis creando una realidad alternativa y paralela que en cualquier momento podría colapsar vuestro universo...Allá vosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario