domingo, 12 de octubre de 2014

Perdida (Gone Girl)


Reconozco que fui con cierta tensión a ver “Perdida”, porque luego pasa lo que pasa: contra más altas son las expectativas con las que vas a ver una peli, mayor es el porrazo que te llevas. Pero, afortunadamente, no ha sido el caso. Ha sido de las pocas veces en las que por muy altas que fueran las mis expectativas, se han visto superadas con creces.

David Fincher te engancha poco a poco en su trama. Crea un goteo de información en tu mente a su antojo, que para evitar que rebose hace que defiendas situando un vaso en el lugar en el que va cayendo cada gota. Clap, clap…lo tienes controlado, ya no se te escapa nada. Tu mente recopila cada gota y las agrupa todas juntas. Pero Fincher es el que maneja el grifo, lo abre y lo cierra a su antojo, haciendo que las verdades y mentiras de los personajes varíen lo que era en un principio un gotear rítmico. Clap, clap, clap…intentas observar cómo crece cada gota antes de caer, alimentada por la trama en la que Ben Affleck se ve envuelto en la desaparición de su mujer. Su idílico matrimonio sólo es una fachada sostenida por endebles cimientos que su mujer (Rosamund Pike) lleva sobre sus espaldas.
Clap, clap,… no te has dado cuenta y el goteo de repente se ha convertido en un hilillo que hace que el vaso se vaya llenando cada vez más rápido, aunque curiosamente, y al mismo tiempo, se vacía. Te deja descolocado, desubicado, y ya no sabes que creerte y que no, que personaje esconde algo y cual está dando la cara.
Clap, clap…y en un pestañear tu vaso está a punto de rebosar. No sabes que ha pasado, pero te ves observando crecer esa gota que sabes hará desbordarse todo en el momento en el que Fincher quiera. Y justo en el momento en el que percibes que la gota no podrá soportar más peso, y ves como se desprende a cámara lenta para ir cayendo en una décima de segundo que parece una eternidad, te das cuenta de que el vaso está vacío, mientras el agua ya te llega a la altura de las rodillas.
Fincher lo ha vuelto a conseguir: es un trilero que se vale de la imagen, de un guion prodigioso y de una Rosemund Pike arrolladora para dejarte con la boca abierta tras dos horas y media, y después de saberte engañado, hacerte salir una vez más contento del cine.
En definitiva, una de las pelis del año. No os la perdáis.

1 comentario:

  1. La teníamos en mente dese que vimos la publicidad, pero nos hacía falta una buena crítica. Ahora que ya la tenemos, queda definitivamente apunta para verla.

    ResponderEliminar

Dunkerque (Dunkirk)

Os va a sonar raro, pero Dunquerke no es una película bélica. Según palabras del propio Christopher Nolan , Dunkerque es un thriller ...