domingo, 31 de mayo de 2015

Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo


En una mudanza suelen aparecer objetos que tenías olvidados. O quizá no estaban olvidados, tan solo apartados de tu mirada, esperando ser vistos de nuevo y poder transmitir toda la ilusión que han ido acumulando en el exilio de tu memoria con el paso del tiempo. Pero un día abres una caja de cartón en busca de algún objeto que necesitas y allí están, relucientes, como la última vez que lo tocaste, con aquella característica que los hace únicos en el universo. Lo coges con toda la delicadeza de la que eres capaz mientras se dibuja una sonrisa en la comisura de tus labios, y el tiempo se para. Te dejas llevar en un viaje en tus recuerdos intentando traer a la mente el momento en que por última vez lo tuviste en las manos, buscando cada pequeño detalle y sintiendo la ilusión de la primera vez.
Pues todo lo anterior es lo que he sentido al encontrar mis viejos Súper Humor, esa recopilación de tebeos (que no cómics) en los que tan pronto te encontrabas historias de Mortadelo y Filemón, El botones Sacarino, Zipi y Zape, Rompetechos, Pepe Gotera y Otilio o Trece Rue del Percebe.
Lo mejor es que reconoces de manera instantánea por qué tiene esa esquina de la tapa un poco arrugada, e incluso recuerdas el momento en el que le pegaste esas pegatinas de “V” tan molonas que regalaban con TeleIndiscreta, y que allí siguen, como si hubiesen salido pegadas de la imprenta a la tapa del libro que no reconocerías si no estuvieran allí.


Tras hojear aquellos tebeos no me quedaba otra: tenía que ver la peli “Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo”, la nueva peli de Javier Fesser, que ya había llevado a la gran pantalla a los personajes de Ibáñez en “La gran aventura de Mortadelo y Filemón” en su versión de personajes de carne y hueso. El problema de aquella primera historia fue que estaba demasiado “fesserizada”, embutida en el maravilloso mundo de P.Tinto. Pero algo de ella no pertenecía a ese mundo: los personajes, las tramas eran demasiado cómicos y estaban poco asentados en el surrealismo mágico que necesita el citado universo, por lo que al final “La gran aventura de Mortadelo y Filemón” te dejaba en el cuerpo un regusto a que sí pero al final no.


También recordé aquellos episodios cortos dedicados a Mortadelo y Filemón y producidos por Estudios Vara, que emitían los sábados por la mañana, en los que se repetían secuencias una y otra vez. Pero cuando eres pequeño te da igual: te veías lo que pusiesen. Y si además podías ver en movimiento las historias que normalmente veías en los tebeos para anticiparte al final mejor que mejor…


Pero a lo que voy, “Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo” es un fiel reflejo del alma que transmitía Ibáñez con sus viñetas: esa España del tipo con el palillo en la boca, esa socarronería cuando al vecino le ocurre algo, el país de la cutrez como bandera y de la pillería como forma de vida. La escena inicial, al modo de las pelis de James Bond es simplemente genial, con guiño a las pelis de acción de toda la vida incluido. Y el desarrollo de la trama, la fijación por los pequeños detalles hacen que fluyan en tu mente recuerdos como los que os contaba antes, esos personajes encuadrados en tu mente en aquella viñeta que no podías parar de mirar, esa trama absurda que te hizo ponerte a intentar dibujar tu propio tebeo (reconozco que, a pesar que el dibujo nunca fue lo mío, las historias que escribí con doce o trece años del Capitán Golosina eran la monda), son recuerdos que al final, de una manera u otra definen parte de ti, porque, reconozcámoslo, nuestra vida no deja de ser la unión de retales a modo de vivencias que vamos cogiendo de aquí y allá, donde los huecos que quedan es lo original que hay de nosotros mismos en cualquier situación.
En definitiva, que no os perdáis “Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo”, que está muy bien hecha y es superdivertida… Me voy a por mis Súper Humor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dunkerque (Dunkirk)

Os va a sonar raro, pero Dunquerke no es una película bélica. Según palabras del propio Christopher Nolan , Dunkerque es un thriller ...