jueves, 22 de noviembre de 2012

Holy Motors

   "...dicen que la belleza está en la mirada del que observa..."
   El Sr. Óscar se marcha a trabajar: se despide de sus hijos y su esposa. Pasea la mirada entre su colección de coches, pero su secretaria/chófer le espera en su limusina. Hoy tiene nueve citas a lo largo de París, que bien podrían ser nueve papeles distintos en una vida: mendigo, modelo de capture motion, personaje inclasificable, padre de familia, asesino, anciano moribundo, ... Todos son reales pero ninguno es cierto. Siempre preparado para cuando aparezcan las cámaras y el equipo de rodaje, aunque ya nunca se les ve. Pero, ¿dónde acaba su trabajo y empieza la vida real?
   Leos Carax crea una historia como la vida, en la que pone de manifiesto un todo y la nada, donde los personajes desarrollan tantos papeles que al final no se saben cuales son de verdad. ¿Tomadura de pelo o genialidad?¿Basura u obra de arte? Por qué no todo a la vez. Lo que consigue en determinados momentos es el hipnotismo por la imagen, la transgresión en la interpretación y a la hora de entender en qué consiste actuar, o simplemente, en que consiste vivir.
   ¿Y qué decir de Denis Lavant, intérprete total de esta locura bizarra? Vapuleado por la trama, adopta camaleónicamente una y otra actitud que le enfrenta al personaje de turno, en una de las interpretaciones más borderline de la historia del cine.
   No os dejéis llevar por la crítica, ni por esta ni por ninguna otra, porque acabareis confusos. Sólo os hace falta leer una breve sinopsis sobre de que va y decidir si verla o no. Es como una de arte de estas modernas, en las que se ve una mancha marrón sobre un lienzo pintado de naranja: a unos les parecerá que han visto la mejor obra de arte de la historia, mientras que otros pasarán de largo porque a "eso" no lo consideran arte.


 

3 comentarios:

  1. llevaba tiempo leyendo críticas que no se mojaban, me has convencido. apuntada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de las películas más desconcertantes que he visto en mi vida

      Eliminar
  2. De Carax sólo he visto Les amants du Pont-Neuf. La veré (y eso que tengo un montón de pelis desconcertantes vistas, jaja).

    ResponderEliminar

Valerian y la ciudad de los mil planetas (Valerian and the City of a Thousand Planets)

A veces, en la vida, hay que dejar el traje de adulto que el tiempo nos impone inexorablemente para poder disfrutar. Sí, sé que según os ...