martes, 20 de noviembre de 2012

Operación Trueno (Thunderball)

   Tras "Goldfinger" Sean Connery ya estaba empezando a cansarse del personaje de James Bond, principalmente por el acoso al que se veía sometido por la prensa y por la sociedad en general, emperrada en asociar su personalidad a la del agente al que interpreta. Y parece que esto algo influyó en el resultado de "Thunderball". Connery no aporta la frescura de las películas anteriores, y en alguna de las escenas se le ve desconcentrado, casi enfadado. Y si a esto le juntamos un guión mediocre, con escenas de demasiada duración debajo del agua (la lucha final entre los agentes de SPECTRA y los de la NATO - OTAN - se hace interminable) vemos el resultado: una película muy por debajo de las anteriores.
  Pero aún así, tiene escenas memorables de la saga, como la escena inicial con el propulsor con el que Bond escapa del Chateau en el que ha matado al agente de SPECTRA; la escena de la clínica de rehabilitación; y principalmente, la escena con los tiburones (aunque en uno de los cruces con un tiburón se nota muchísimo que hay un cristal entre ellos)
   Para tratar de dar mayor espectacularidad a la película se multiplicaron los gadgets a utilizar por James Bond: el reloj contador Geiger, el lanzabengalas, la cámara de fotos subacuática que también sirve como Geiger, el minirespirador, ..., además de los artilugios habituales en el Aston Martin que se pueden apreciar en la escena inicial. 
   Y me hago una pregunta: ¿de quién fue la brillante idea de acelerar las imágenes para intentar dar a la escena una mayor velocidad? Lo hicieron con escenas de coches, pero en peleas!!! Por favor...
   La historia cuenta como SPECTRA ha conseguido hacerse con dos bombas nucleares de la OTAN, y amenazan al gobierno británico con hacerlas estallar si no les pagan un rescate de 100 millones de Libras. Para evitarlo, Bond acudirá a Nassau en busca de una pista sobre las bombas...
   En definitiva, una peli que se hace demasiado larga y con demasiada tecnología, que pretendía distanciarse, a través de estos elementos, de las incesantes copias que surgieron tras las primeras películas y que pusieron de moda el cine de espías.
   La siguiente, "Sólo se vive dos veces".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Valerian y la ciudad de los mil planetas (Valerian and the City of a Thousand Planets)

A veces, en la vida, hay que dejar el traje de adulto que el tiempo nos impone inexorablemente para poder disfrutar. Sí, sé que según os ...