sábado, 11 de mayo de 2013

Hitchcock (Alfred Hitchcock and the Making of 'Psycho')


   Antes de ver "Hitchcock" os recomiendo hacer una revisión de "Psicosis", o para aquellos que hayáis cometido el terrible pecado de no haberla visto, verla por primera vez 53 años después de su estreno. Y es que "Hitchcock" es una visión muy general de como el maestro del suspense se involucró en el proyecto de rodar una adaptación de la novela de Robert Bloch en la que recreaba situaciones del asesino Ed Gein, inspirador años más tardes de otra película que seguro habréis visto: "El silencio de los corderos".
   "Hitchcock" es tirando a aburrida, salvo por dos o tres brochazos en los que nos muestran algunas de las  anécdotas de rodaje, como la importancia de la escena del water (Psicosis es la primera película en la que aparece un retrete en pleno funcionamiento) o la aparición de Hitch como la mano ejecutora del asesinato de Janet Leigh en la ducha. Pero son escenas que pasan de manera muy sutil, como sin darles importancia, que en realidad, son de lo más destacable de la película.
  Pero en realidad"Hitchcock" trata de dos aspectos de la vida de Hitch: su obsesión por las actrices jóvenes y rubias, y en especial por Vera Miles; y su relación con su principal apoyo, su mujer Alma Reville, cuyo matrimonio se sostiene por las películas que han dio realizando a lo largo de los años. Pero cuando un elemento ajeno desestabiliza ese punto de apoyo, Hitch se tambalea y hace que todo lo que gira a su alrededor esté a punto de desmoronarse.
   No quiero terminar sin hacer una referencia a Anthony Hopkins, que interpreta a Hitch con un alarde de maquillaje, pero que no termina de encontrar el punto al personaje. Demasiado sobreactuado lo veo yo, en contraposición a Helen Mirren, que hace mucho más creíble su personaje.
   Allá vosotros si decidís verla...




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Valerian y la ciudad de los mil planetas (Valerian and the City of a Thousand Planets)

A veces, en la vida, hay que dejar el traje de adulto que el tiempo nos impone inexorablemente para poder disfrutar. Sí, sé que según os ...