sábado, 26 de octubre de 2013

Guerra Mundial Z (World War Z)

   Que lo zombie está de moda no es novedad. Desde hace algunos años, coincidiendo con el estreno de "The Walking Dead", es el disfraz más utilizado en toda fiesta de Halloween que se precie. Y también es cierto que hay veces que la realidad supera a la ficción, y un sábado por la mañana cuando sales a echar unas carreritas te encuentras a un grupo de gente demasiado desaliñada como para haberse levantado recientemente, que arrastran los pies al caminar y que no siguen una línea recta, después de haberse pasado la noche tomando "cerebritos" (esa bebida en forma de chupito a base de granadina y Baileys).
   Pero lo zombie empezó hace mucho, y en blanco y negro, con "La noche de los muertos vivientes", una peli hecha con cuatro duros y que se convirtió con el paso de los años en una peli de culto. Luego llego el "Thriller" de Michael Jackson, y por último, el Resident Evil y demás videojuegos en los que te dejabas los dedos de tanto apretar el gatillo para acabar con las hordas de no-muertos.
   En "Guerra Mundial Z" los zombies corren, y mucho. Se lanzan a por toda persona viva en una adaptación  macabra del "tu la llevas", en la que el objetivo es que la lleve todo el planeta. Pero no han contado con Brad Pitt, un experto investigador de la OMS que se embarca en la búsqueda de la vacuna antizombie. "Guerra Mundial Z" da un paso más en las pelis apocalípticas sin salirse demasiado del convencionalismo, a excepción del tacto utilizado: no es una típica peli gore, no hay sangre por doquier como suele ser el caso. Son zombies de esos que no salpican y lo dejan todo perdido. Pero a cambio corren que se las pelan.
   En definitiva, que esperaba bastante más, pero no deja de ser una peli entretenida a la que no hay que buscarle intención alguna, en la que el final resulta bastante plano, soso, pero que da la oportunidad de abrir una nueva franquicia de esas que tanto gustan al espectador...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Valerian y la ciudad de los mil planetas (Valerian and the City of a Thousand Planets)

A veces, en la vida, hay que dejar el traje de adulto que el tiempo nos impone inexorablemente para poder disfrutar. Sí, sé que según os ...