sábado, 28 de diciembre de 2013

Gente en sitios

   Es imposible que "Gente es sitios" deje al espectador indiferente. Al salir del cine he visto a gente definirla como una auténtica mamarrachada, y también he visto a gente noqueada por lo que acaban de ver, calificándola como una obra maestra. Pero "Gente es sitios" no puede ser analizada en caliente, porque lo que en el momento te parece una genialidad, al rato, tras un análisis inconsciente por parte de la mente del espectador, puede considerarse una gilipollez. Y a la inversa. Algo que creías una chorrada puede acabar considerándose como una obra genial.
   Una patina de humor rodea las historias de "Gente es sitios". Pero al intentar eliminarla ocurre lo mismo que con esas pegatinas que intentas quitar de algún sitio en la que una vez la pusiste: siempre hay zonas en las que ha quedado tan pegada que ya es imposible de eliminar, y sea como sea ya es algo que se definirá por esa impregnación. Pero esa parte de la que consigues eliminar el humor hace de "Gente es sitios" algo incómodo, que curiosamente es la parte más hipnótica y atrayente de la película. ¿A quien no le ha pasado eso de estar tocando algo que resulta en principio desagradable pero por mucho que quieres dejarlo a un lado otra parte de ti se ve incapaz de soltarlo? "Gente es sitios" pone tu mirada en esa tesitura, porque cada historia que cuenta es más atrayente que la anterior, y tu cuerpo siempre te pide más.
   "Gente es sitios" es un collage de historias cotidianas que dan una vuelta de tuerca más a la realidad, hasta hacerla desconcertante e hilarante a partes iguales, pero que siempre dejan la sensación de estar perdidos en esta vida, en una deriva controlada por nosotros mismos, en la que muchas veces buscamos ese plus para satisfacer nuestros egos sin percatarnos de que eso que buscamos lo tenemos en nuestro interior. Sólo hace falta alguien que nos diga cómo hacer las cosas para que podamos hacerlas.
   No sé si "Gente es sitios" es la mejor película española del año. Pero os aseguro que sí es la más original, y quiero agradecer desde este rinconcito a @GenteEnTwiter la invitación para poder ver una de esas películas que te hacen reflexionar no sólo sobre el cine, sino sobre la vida en general.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Valerian y la ciudad de los mil planetas (Valerian and the City of a Thousand Planets)

A veces, en la vida, hay que dejar el traje de adulto que el tiempo nos impone inexorablemente para poder disfrutar. Sí, sé que según os ...