sábado, 2 de agosto de 2014

The Following (Temp.2)


Si en la primera temporada de "The following", según iban pasando los capítulos a los guionistas se les iba yendo la olla cada vez un poco más, lo que han hecho en la segunda temporada es para meterlos en un psiquiátrico una buena temporada.
El caso es que de tal ida de olla al final han conseguido el efecto contrario al que podría ser previsible, y es que según van pasando los capítulos, la temporada se ha ido haciendo entretenida con la aparición de los nuevos (y más trastornados que los anteriores) personajes.


Entre navajazo para allá, desangramiento por allá van pasando los capítulos y dando una vuelta de tuerca a las situaciones, que aunque cada vez parecen más surrealistas (es la única manera de avanzar) acaban teniendo su punto. Y mientras el bueno de Kevin Bacon va pisando charcos (casi siempre de sangre), James Purefoy se va asombrando cada vez más de lo que es el mal, porque con tanta gente trastornada al final sus ganas de matar no dejan de ser una simples chiquilladas en comparación con el ganao que anda suelto.
Lo que no sé es si los productores ganan dinero para extras y sangre artificial: seguro que a más de uno le han tenido que matar dos o tres veces.
Y han renovado por una tercera temporada, que por supuesto no me la pienso perder, porque jamás viendo tanta sangre me había reído tanto...

1 comentario:

  1. A mi ya no me convenció la primera temporada, la segunda la empecé a ver y a los tres episodios la dejé. Da muuuuucha pereza.

    ResponderEliminar

Valerian y la ciudad de los mil planetas (Valerian and the City of a Thousand Planets)

A veces, en la vida, hay que dejar el traje de adulto que el tiempo nos impone inexorablemente para poder disfrutar. Sí, sé que según os ...