viernes, 28 de agosto de 2015

Misión imposible: Nación secreta (Mission: Impossible - Rogue Nation)


Sí. Me gustan las últimas pelis de Tom Cruise. Aunque parezcan la misma. A pesar de “Oblivion”. El caso es que todas ellas son muy entretenidas en comparación con los bodrios que se hacen actualmente. Esos bodrios que una vez terminan te dejan con el cuerpo que ni fu ni fa, sino todo lo contrario. Pues eso, seguid dándole vueltas a la frase, pero es así. El cine de hoy en día es prácticamente igual, porque todas las pelis se parecen entre ellas. De hecho, hay películas que parecen hechas de partes de otras, a modo de collage cinematográfico en el que si coges escenas de aquí y de allá, y cambias un poco la banda sonora, parece que estás viendo esa peli que viste haces dos días... sí hombre, esa en la que secuestran a la chica cuyo padre es un ex-policía que tuvo una movida con los narcos y, desesperado por la situación, llama a su ex-compañero para arreglar el entuerto, muriéndose dramáticamente los malos en una última escena en la que el más malvado vuelve del más allá con una granada con la que mata al amigo del protagonista.


Pero hay alguien que sobresale en ese tipo de cine, y ese es Cruise. ¿Por qué? Porque a la gente le gusta ver como corre, como salta coches haciendo resbalar sus nalgas por el capó o ver esa sonrisa juveniloide en un tío de más de cincuenta tacos.
Misión Imposible: Nación Secreta” ofrece lo que promete: acción a raudales en todos los ámbitos: persecuciones, peleas, gadgets ultramodernos y Tom Cruise corriendo de acá para allá sin tiempo de recuperar el aliento, añadiendo además un toque de humor olvidado en las anteriores entregas de la saga.


Hay gente que dice que no le gusta este tipo de cine, que les parece demasiado violento, o demasiado fantasioso para encontrarle una verosimilitud. Y sobre gustos, colores. Pero tampoco podemos pasarnos la vida de drama en drama en busca de la emoción. Y para desconectar de esta maldita sociedad en la que nos ha tocado vivir nada mejor que algo de acción imposible de creer y un chaval cincuentón de sonrisa perfecta al que no le gusta utilizar dobles en sus escenas peligrosas, y que peli a peli siempre ofrece algo nuevo.


En definitiva, Misión Imposible: Nación Secreta” es una peli de esas fresqueras para los veranos calurosos que hará las delicias de los fans de la saga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Valerian y la ciudad de los mil planetas (Valerian and the City of a Thousand Planets)

A veces, en la vida, hay que dejar el traje de adulto que el tiempo nos impone inexorablemente para poder disfrutar. Sí, sé que según os ...